Rubio Platino sí, pero con cuidado

Luce un rubio frío espectacular pero recuerda que debes cuidar y proteger la fibra capilar.

Los rubios fríos y platinos han llegado para quedarse un poco más. La clave de un rubio frío es una buena decoloración y posterior matización.
Pero la decoloración es un proceso extremo para la fibra capilar la cual se ve sometida a un proceso químico agresivo el cual debilita y, sobretodo, deshidrata la fibra capilar.
Una fibra capilar deshidratada se vuelve frágil y rompediza por lo que es imprescindible un continuo cuidado.
Desde el lavado y acondicionamiento, hasta el manipulado se deben cuidar para evitar roturas innecesarias.

Una fibra capilar deshidratada se vuelve frágil y rompediza por lo que es imprescindible un continuo cuidado.

Lavar con cariño

El lavado es mejor con agua no demasiado caliente, eso evita que la cutícula se abra en exceso y permite que el matizador se pierda más fácilmente así como la deshidratación de la fibra. Utiliza champú con pigmentos violetas para ayudar a neutralizar los tonos amarillentos y a mantener por más tiempo tu color.
 ¡Mascarillas y acondicionadores siempre! Ayudan a hidratar y reparar la fibra capilar, además de ayudar a su peinado. También se recomienda no lavar el cabello a diario, eso provoca que se eliminen en exceso los lípidos del cuero cabelludo y la fibra capilar que ayudan a mantener su hidratación natural.
La mascarilla una vez por semana es esencial para proteger y nutrir al cabello, fortaleciéndolo y aportando brillo y suavidad.
Utiliza tanto la mascarilla como el acondicionador que mejor se adapte a tu cabello,  si es más fino,  más seco o más grasiento deberás buscar la mejor solución.

La mascarilla una vez por semana es esencial para proteger y nutrir al cabello, fortaleciéndolo y aportando brillo y suavidad.

Manipulación del cabello

Al desenredar el cabello, mejor hacerlo con suavidad para evitar roturas innecesarias y, en la medida de lo posible, evita el calor o el uso de gomas elásticas. Si necesitas recogerte el cabello, opta por pinzas o coleteros de tela.
En época veraniega, ayuda a prevenir una deshidratación extrema y utiliza una mascarilla hidratante en cada lavado.

Mantener un aspecto sano del cabello

Además de las mascarillas,  utilizar tratamientos reparadores ayuda a dar un aspecto más sano al cabello. Recortar las puntas ayuda a que estas no se abran cada vez, empeorando la deshidratación, y dan un aspecto más bonito al cabello.